Liamngls

Mi otro blog

El precio de la afición

fan.

(Del ingl. fan, acort. de fanatic).

1. com. Admirador o seguidor de alguien.

2. com. Entusiasta de algo. Es un fan de la ópera. Real Academia Española © Todos los derechos reservados

Una de las cosas que siempre han caracterizado a los grupos de fans es precisamente su capacidad de reunión y organización, por ejemplo reunirse un grupo de ellos para asistir a un concierto o a un evento deportivo a animar a un equipo o a una persona en concreto. Hoy en día con esto del internet (culpable de la mitad de los males del mundo y accionista mayoritario de la otra mitad) esa capacidad de reunión se multiplica exponencialmente, prácticamente cualquiera puede crear una pequeña comunidad alrededor de su artista o deportista preferido; una página web, un foro, quizás un chat, una lista de correo … hay muchas posibilidades y todas ellas compatibles entre sí.

Una de las cosas que caracteriza a los fans es su capacidad de gastarse los ahorros en cosas que a los demás les parecen chorradas, como por ejemplo comprarse una gorra de Fernando Alonso por 30 euros o tener toda la discografía de Bisbal, incluidos los recopilatorios de grandes éxitos, números 1, etc …

Cuando se crea una comunidad a la larga se acaban por hacer pequeños actos que fortalecen los lazos de esa comunidad, como pueden ser botellones, orgías y cosas así … lo normal en cualquier comunidad internetera que se precie. Pero creo que empiezo a desvariar, veamos un ejemplo práctico sobre la marcha, supongamos:

Supongamos que estamos en 1999 e imaginemos un chico de 15 años que le gustan las motos y más en concreto es fan de un piloto, por ejemplo … hmm … Valentino Rossi, este chico decide montar una web sobre el piloto y alrededor de éste monta una comunidad virtual con otras personas que también son fans del italiano. Con el paso del tiempo los lazos se estrechan, la gente que tiene la oportunidad de acudir a alguna carrera aprovecha para reunirse, quedadas, etc …

¿Y si por ejemplo a esa comunidad se le ocurriese crearse unas camisetas para su uso y disfrute con el número 46 que luce Valentino? ¿Qué podría pasar entonces? Pues podría pasar que la empresa dueña de los derechos de imagen le pusiese una demanda al webmaster de la página.

No voy a entrar a valorar la noticia en profundidad porque desconozco los detalles de la misma, no sé ni cuando ni como ni donde, pero si es cierto que los chinos que se dedican a falsificar los productos oficiales están demasiado lejos así que si mientras tanto le puedes quitar cuatro duros a un chaval ….. pues nada, sin miedo.

PD: Suerte que son fans de Valentino Rossi y se hicieron unas camisetas, si llegan a ser fans de Alejandro Sanz y se pasan copias del último CD ya estaban en la cárcel en un módulo de alta seguridad.

noviembre 4, 2007 - Posted by | T.D.H.

Aún no hay comentarios.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: